Desde 1936

Casa Leopoldo es una casa de comidas que fue fundada hace más de ochenta años en el corazón de Barcelona, en el barrio del Raval.

Historia

Más allá de ser un restaurante, fue y es un lugar dónde se ha concentrado la cultura de la ciudad y del país. Es un espacio que ha permanecido inmutable, reflejo de una sociedad y unas generaciones que, pese haber sufrido cambios en estilos, personalidades y pensamientos, ha seguido siendo frecuentado como centro de reunión de artistas y personalidades famosas e influyentes, como Manuel Vázquez Montalbán, Manel Serrat, Joan Colom, Pablo Picasso, Salvador Dalí, Lola Flores, Terenci Moix, Josep Maria Pou, Núriaa Espert, Joan Marsé, Joan de Sagarra, Maruja Torres, Salvador Távora, Eduardo Mendoza, Domenèc Reixach, y gente del mundo de la tauromaquia como José Tomás, Paquirri o Paco March, entre otros.

elvira-y-leopoldo

Elvira y Leopoldo en la puerta de Casa Leopoldo

familia-leopoldo-gil

Leopoldo Gil, de pie a la derecha, en julio de 1936

La familia de Rosa Gil vivía bien en el pueblo de Puerto Mingalgo, en el Bajo Mestral, y se dedicaban a talar arboles, hasta que los áboles un día se terminaron y tuvieron que emigrar en busca de un futuro mejor. Es así como, el abuelo, Leopoldo de la comarca de Teruel, llegó a Barcelona, con su familia a los 12 años, en un carromato de lana, y quedó fascinado por la ciudad. Se instalan en barracas, viviendo varias familias en un mismo piso –pisos calientes donde unos salían a trabajar mientras otros descansaban en la misma cama.

Leopoldo, fue un ferroviario afiliado a la CNT, pero entre todos decidieron que la situacón resultaba insostenible y fundaron en 1929 el precedente de la mítica Casa Leopoldo, una bodega en la Calle Aurora.

 

Años más tarde, en el julio de 1936 (dos semanas antes del inicio de la Guerra Civil Española) se instalan en la Calle Sant Rafael, donde sigue estando hoy en día. Leopoldo, el abuelo de Rosa, era un hombre fuerte, pero resentido con la vida. Sin embargo, adoraba con toda su alma a su madre, la abuela Tomasa, hasta el punto de que hizo todo cuanto estuvo en sus manos por verla feliz. Su propia felicidad, la encontró en una joven de su barrio, amor de juventud, caprichoso y exacerbado por una chica bailarina y cantante. Tomasa le frenó: esa chica no es la que te conviene, Leopoldo. Y él desistió, abandonó su propia voluntad para cumplir la de su madre y fue así como se casó con Elvira Sancho Julián, abuela de Rosa Gil, e hija de Carmen Pastor Artero de Castellón y Enrique García Vidal San Fernando de Henares. Elvira trabajó como criada en la casa del político y rico Francesc Cambó.

rosa-gil-y-leopoldo

Rosa Gil y Leopoldo

familia-gil

Familia Gil en la puerta de Casa Leopoldo